Contacto

Un nuevo respirar, un nuevo “DURAN”

Con 21 años y toda una carrera por delante, el cantante no se deja amedrentar por las ansias y construye en silencio, optimista y rodeado de gente de su confianza, lo que será su nueva apuesta musical.

Por Yerko Danilo / @yerkodanilo

Para triunfar en el mundo del espectáculo, el talento no basta. La fórmula también incluye el esfuerzo y la valentía de asumir riesgos. En el camino para cumplir sus sueños, Benja Durán dejó todo en el norte del país y hoy se la juega con una reconceptualización de su carrera: DURAN, su actual nombre artístico.

Durante varios meses del 2019 lo vimos siendo parte del programa de talento “Rojo”, en dos temporadas distintas. En la última de ellas logró coronarse como el mejor de los mejores, pero la historia no siempre fue así de bonita.

MV: En la tercera generación de Rojo, fuiste el primer eliminado. ¿Cómo te marcó esta situación?
“Esas cosas las bloquea mi subconsciente y no recuerdo tanto, pero he vuelto a ver las imágenes. Estaba #MuyTriste, me sentí mal, pero hoy lo veo como algo súper positivo. Generalmente, cuando me dicen que no, me cierran las puertas o hay dificultades, es un mejor impulso que un ‘sí’. Cuando me han dicho que no es cuando más he crecido, se despierta el máximo de mis capacidades como artista y persona. No me frustro cuando me dicen que no”.

MV: ¿Qué cambió en ti?
“Cambió mi mentalidad. Llegué con una mentalidad y actitud diferente. Antes tenía miedo, pero entendí que si pienso positivo y trabajo por eso, podría tener resultados. Trabajé el doble y sabía que todo lo que cantaba era para ganar y no para ser de los más o menos, o del montón. Eso me hizo lograr el objetivo de ganar. Desde que entré al Gran Rojo sabía que iba a ganar, lo tenía en mente y sabía que la consecuencia de tanto trabajo tendría un premio y sería ganar”.

En el programa tuvo una segunda oportunidad y volvió en etapa de repechaje como uno de los más queridos por el público. Paradójicamente, no es primera vez que la vida le brinda otra oportunidad, dado que nació con un paro cardiorespiratorio, sumado a otras complicaciones médicas.

MV: ¿Has reflexionado en torno a esta segunda oportunidad a tan temprana edad?
“Sí, muchas veces. Yo soy cristiano y mi mamá ha contado que me entregó a las manos de Dios y pidió que se hiciera su voluntad. A mí me dio otro paro en la UCI, era una guagua que estaba en incubadora porque tuve mil complicaciones al nacer. En algún momento estuve más muerto que vivo y mi mamá ya no daba más. Siempre hemos pensado que vivir es una segunda oportunidad que me han dado, por algo fue. Mi mamá dice que tengo una misión importante que cumplir acá y por eso no me fui”.

AÑO NUEVO, MÚSICA NUEVA

MV: ¿Qué esperas del 2020?
“Que se mantenga tal como está ahora, con mucho trabajo. Espero que me siga sorprendiendo. Tengo muchas ganas de trabajar, soy #MuyJoven para descansar. Quiero crear y seguir creciendo como trabajador de la música”.

MV: ¿Estás trabajando en canciones propias?
“Así es, pero no estoy para nada apurado. Este verano lo estoy aprovechando para mostrar lo que hice en Rojo. De forma privada estoy trabajando lo nuevo, pero públicamente estamos haciendo el show Rojo. La producción de música propia, en single o EP, está en mente para un no tan corto plazo, quiero que sea algo realmente bueno, musical y audiovisualmente. Muchos se adelantan, la ansiedad los come y la gente les pide canciones, pero no logran sacar algo bueno. Por lo mismo, prefiero esperar a tener los recursos, herramientas y equipo para lanzar mi música”.

MV: ¿A qué se debe “DURAN”, este nuevo concepto en la música?
“El cambio de nombre lo pensé hace mucho tiempo, pero no lo había llevado a cabo, nadie me tomó en cuenta hasta que lo comenté con producción del programa. Benja Durán hay muchos, Benjamín es de los nombres más comunes en Chile, pero no hay un artista que se llame DURAN. Se está usando mucho una sola palabra para el nombre artístico, es más rápido de recordar y también tiene que ver con mi nuevo proyecto musical, ligado a lo urbano y latino, mucho reggeatón y trap”.

MV: Antes de tomar una decisión así, ¿eres de escuchar opiniones ajenas?
“Lo que más me recomiendan es que deje de escuchar tanto. Soy una persona que le gusta bastante tomar las opiniones de mi equipo y la gente que quiere aportar en mi carrera. Uno tiene que seguir su intuición, es importante tenerle cariño a poder decidir, pero no veo lo malo en recibir los comentarios de los demás. De hecho, mucho de lo que canté en Rojo es lo que me pedían mis fans”.

LUCES DE DÍA, SOLEDAD DE NOCHE

MV: En este minuto, ¿qué te hace falta?
“¡Uff, muchas cosas! A los 21 años soy un cabro chico todavía, me falta aprender, pero me falta tener a mi familia cerca, eso me potenciaría mucho más. Todos los referentes musicales y de vida que tengo, siempre tuvieron mucha contención de la familia. Tenerlos lejos es difícil, la familia es base de todo y los necesito pronto cerca“.

MV: ¿Por qué llegaste a vivir a la capital? 
“Me vine buscando mi sueño. Es #MuyComplicado con las posibilidades que hay regiones, el teatro de mi ciudad (Calama) estaba cerrado, ni siquiera se usaba. El acceso a cultura y artes en general es #MuyDifícil. El arte forma parte de la élite, es difícil tener acceso a eso… Tener una clase de música es carísimo y en los colegios no te enseñan eso, a no ser que estudies en un colegio caro. Venirme a estudiar a Santiago fue una necesidad”.

¿Qué te hace ser #MuyBenja?

“El ser niño todavía. Mis fans quizá ven mis fotos y ven a alguien adulto, pero soy súper cabro chico todavía en cuanto a personalidad, pero en mi trabajo soy serio y profesional. Soy súper apasionado, pero esa es una cualidad de los artistas, el ser intensos.